Saltar al contenido
Memorias de Pez

LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

PRIMERA GUERRA MUNDIAL

Hoy en Memorias de Pez hablamos de la Gran Guerra, la guerra que lo cambió todo y que puso a servicio de la muerte todos los avances cosechados al calor de la Revolución industrial. Hoy en Memorias de Pez hablamos de la Guerra de Trincheras, la Primera Guerra Mundial y que fue el conflicto armado más grande de la historia hasta la fecha.

Causas de la Primera Guerra Mundial

La Carrera Colonial

Repasemos cómo estaba el mundo en 1914. Más o menos todo el mundo a principios del Siglo XX, sabía que se avecinaba una guerra. Por un lado tenemos a Alemania, Francia y Reino Unido, colonizando medio mundo y rivalizando por ver quién acapara más territorios en Asia y sobre todo en África. Una carrera colonial a la que se sumaron Italia, Bélgica, España e incluso Portugal. Pero ese no era el único problema. Francia quería recuperar el territorio de Alsacia y Lorena en manos del Imperio Alemán. El Imperio Alemán quería expandirse más a consta de los territorios de sus vecinos. En Reino Unido andaba bastante nerviosos porque Alemania cada vez tenía más y más industria y se estaban haciendo una fuerzas armadas del copón. Pero eso no era todo. En el este, el Imperio Austro-húngaro y el Imperio Otomano habían visto como un montón de pueblos que vivían bajo sus imperios se independizaban, alguno de ellos con la ayuda de Rusia.

La Triple entente y la Tripe alianza

Todo esto provocó que se formasen diversas alianzas formándose dos bloques bien definidos. La Triple Entente y la Triple Alianza. La Triple entente estaba formada por Reino Unido, Francia y Rusia mientras que la Triple Alianza la formaban el Imperio Alemán, el Imperio Austro-húngaro e Italia.

El sistema de alianzas de la Primera Guerra Mundial

Pero esto no era todo. Rusia se había aliado con los nuevos países independizados del Imperio Austro-Húngaro, especialmente con Serbia y Montenegro y se había comprometido a defenderles a toda costa.

Así que la tensión en Europa era máxima y todo el mundo andaba nerviosísimo y deseando probar los nuevos juguetes de guerra que la revolución industrial había traído. Bueno todo el mundo menos España, que no nos aclarábamos con a qué bando apoyar y que además con la crisis que arrastrábamos no estábamos para meternos en líos.

El asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria

Bueno pues lo dicho, estamos en 1914 y nos vamos a Sarajevo, actual Bosnia. De aquellas era el Imperio Austro-húngaro y allí convivían dos pueblos que aún hoy no se pueden ni ver, ya que en Bosnia hay bosnios pero también hay una importante comunidad de serbios. Y allí empezó todo. El archiduque Francisco Fernando de Austria heredero al trono del Imperio Austro-húngaro visitaba la ciudad en su coche, entre la multitud un grupo de revolucionarios serbios le intentaron matar pero fallaron. Cuando el archiduque huyó y más tarde fue a visitar a los heridos del atentado al hospital su coche se  perdió y se topó por casualidad con uno de los que le habían intentado matarle y esta vez, el joven serbio no falló.

Imaginaros el rebote que pilló el emperador quien acusaba al propio estado de Serbia de ser quien había organizado el atentado. Así que el Imperio Austro-húngaro pidió ayuda a Alemania para declarar la guerra a Serbia, y Alemania como no, aceptó.

mapa que muestra el tamaño de los ejercitos de los paises durante la primera guerra mundial
Fuerzas desplegadas por país durante la Primera Guerra Mundial

Resumen de la Primera Guerra Mundial

¿Cómo empezó la Primera Guerra Mundial?

Pero hey un momento, ¿Os acordáis que la independencia de Serbia estaba garantizada por sus aliados de Rusia y que Rusia a su vez era aliada de Reino Unido y Francia? Pues sí, aunque de primeras sólamente Francia declaró la guerra. Con sólo Francia declarando la guerra en Alemania daban palmas con las orejas ya que su plan era invadir Francia mientras Rusia se preparaba para luchar, ya que Rusia es gigante y cuesta mucho lo de llevar soldados, suministros y armas de un lado a otro. Y, una vez Francia está fuera de juego, acabar con Rusia. Sin embargo, la frontera de Francia por el este está super bien defendida por lo que era necesario invadir Francia desde Bélgica que era un país neutral. Y no, Bélgica no estaba por la labor, así que Bélgica entra en la guerra con la Triple Entente y se defiende de los alemanes como puedo. Así que a Reino Unido no le queda otra que ahora sí, declarar la guerra a Alemania y el Imperio Austro-húngaro y ponerse manos a la obra para ayudar a Francia y Bélgica e indirectamente a Rusia.

Alemania llega a las afueras de París

Al principio de la guerra, lo de Francia era un desastre. Militarmente parecía que seguían en los tiempos de Napoleón. En vez de camuflaje, ¡Utilizaban pantalones rojos y chaquetas azules! También realizaban cargas a bayoneta como si aquello fuera Waterloo, seguían creyendo que lo más efectivo eran las cargas de caballería, lo de llevar casco… ¿Para que? y bueno así todo… Así que de primeras los alemanes avanzaron por Bélgica e incluso por Francia llegando casi hasta París. Las bajas de la Triple Entente se contaban por decenas de miles. Sin embargo, el avance no era lo suficientemente rápido. Rusia se había organizado y atacaba con fuerza las posiciones del Imperio Austro-húngaro, un Imperio Austro-húngaro que ni siquiera era capaz de derrotar a los Serbios así que los aliados de Alemania, tampoco eran muy diestros en esto de la guerra. Así que Alemania tuvo que retirar tropas del frente francés para recolocarlas en el este. Al menos, los alemanes consiguieron estabilizar el frente e incluso ganarle algo de territorio a Rusia tras la Batalla de Tannenberg que provocó más de 170.000 bajas del lado ruso por apenas 12.000 del lado alemán. La utilización por parte alemana del ferrocarril fue clave en la victoria.

El contraataque aliado en 1914

Sin embargo, en septiembre de 1914, en el frente occidental las cosas están a punto de cambiar. El ejército alemán se encuentra a las afueras de París y la caída de la capital parece inminente. Sin embargo, el uso de primitivos aviones utilizados para hacer reconocimientos y sobretodo un mensaje alemán enviado por error sin codficar que es captado por una antena colocada en lo alto de la Torre Eiffel, hacen saber a los aliados que las tropas alemanas están agotadas. Franceses y Británicos improvisan un contraataque, tanto es así que el gobernador de París da la orden de que todos los taxis de la ciudad transporten directamente soldados reservistas al frente. Los aliados ganan la que se conocerá como la Batalla del Marne y que causa medio millón de bajas en ambos lados. El plan alemán de conquistar rápidamente Francia fracasó y la guerra móvil se acabó. Ambos bandos se apresuraron en cavar trincheras y fortificaciones desde el Mar del Norte hasta la frontera con Suiza. Comienza la Guerra de Trincheras.

La Guerra de Trincheras

Esquema de como era un sistema defensivo de trincheras en la primera guerra mundial
Red de trincheras durante la I Guerra Mundial

Podemos decir que la Guerra de Trincheras fue la completa deshumanización de la guerra. Ambos bandos montaron sus sistemas de trinchera apoyados por miles de piezas de artillería que bombardeaban las posiciones enemigas día y noche. En medio de ambos sistemas de trincheras estaba la tierra de nadie. Una zona por lo general llena de cadáveres alambradas y cráteres de bombas. ¿Y por qué había tantos cadáveres en esa zona? Pues porque las tácticas eran enviar hombres al matadero. Enviar oleada tras oleada de hombres contra la trinchera enemiga. Los soldados que tenían que esquivar las alambradas eran una diana fácil para las ametralladoras enemigas. Cientos de miles de soldados murieron así, en ataques suicidas sin sentido.

Además las condiciones de vida en las trincheras eran absolutamente inhumanas. Imaginaros vivir en agujeros llenos de barro y charcos, con ratas campando a sus anchas, con piojos, enfermedades, el olor podrido de los cuerpos en descomposición que podía ser tu compañero de trinchera. Y lo peor de todo, el estar durante meses sin apenas dormir por el ruido de los bombardeos y con el estrés de saber que en cualquier momento un proyectil te podía matar. Muchos soldados se volvieron locos y apareció una enfermedad conocida como fatiga de guerra provocada por el estrés mantenido. Al principio se fusilaba a quien padecía fatiga de guerra ya que se creía que eran soldados que actuaban para librarse de luchar pero finalmente se vio que era una enfermedad mental real. También aparecieron otras enfermedades como el pie de trinchera, una infección provocada por tener el pie mojado a temperaturas bajas durante mucho tiempo que provocaba la amputación.

Al final, cada bando desarrolló sus trucos para llevar mejor la guerra de trincheras, aunque los aliados se adaptaron mejor. Por ejemplo, los británicos dividían a los soldados en parejas y uno se hacía responsable de que el otro se cambiase los calcetines. Otro ejemplo es el de los franceses desarrollaron un sistema de rotación según el cual un soldado no pasaba demasiado tiempo en primera línea del frente. Aún así las bajas derivadas de la dura vida en las trincheras fueron incontables.

esquema dibujo de una trinchera de la primera guerra mundial
Así era una trinchera durante la I Guerra Mundial

La entrada del Imperio Otomano

Sigamos con la guerra. Con la estabilización de los frentes europeos, la guerra llegó a más sitios. Australia tomó las posesiones alemanas en Nueva Guinea. En áfrica los aliados también comenzaron a tomar las colonias alemanas. La guerra de desgaste que había comenzado estaba complicadilla para Alemania, que además sufría un bloqueo marítimo por parte de Reino Unido en el Mar del Norte. Pero ojo que la cosa podía cambiar si Alemania buscaba más aliados. Y así fue, Japón se unió a las Alemania viendo que los territorios alemanes en el Pacífico le venían de perlas, y por otra parte en 1915 el Imperio Otomano se unió a Alemania. El Imperio Otomano no estaba para muchas fiestas ya que acababa de ser vencido en su guerra contra los Balcanes, aquella que provocó la independencia de un montón de países del este de Europa ¿Os acordáis? Pero bueno, el que siga Memorias de Pez ya sabe que a los Otomanos todo lo que sea encontrar una pequeña oportunidad de agrandar su imperio les vale. Así que las potencias centrales ya tenían dos aliados importantes más.

Italia se cambia de bando

¡Pero ojo! Aún no os he hablado de Italia. Bueno al principio dije que era aliado de las Potencias Centrales, sin embargo, hubo ciertas tensiones entre italianos y austro-húngaros y los aliados aprovecharon la oportunidad ofreciéndoles al Imperio-austrohúngaro los territorios del Tirol y Trieste. Los italianos aceptaron, se cambiaron de bando y abrieron un nuevo frente contra el Imperio-Austrohúngaro.

La Primera Guerra Mundial en Oriente Medio

Bueno, el caso es que los nuevos aliados de las Potencias Centrales, se pusieron manos a la obra. El Imperio Otomano trató de atacar a Rusia, pero el frío y su escasa preparación les frenó. En represalia por esta derrota iniciaron el genocidio armenio. Un genocidio en el que los otomanos acusaban a los armenios de colaborar con los rusos y en el que los turcos acabaron con 1,5 millones de armenios. También los otomanos trataron de tomar el Canal de Suez a Reino Unido, pero también fallaron. Así que los aliados pensaron que estos turcos eran unos mataos y que además conquistarles supondría tener acceso a una pila de petróleo de flipar. Así que una flota increíble aliada compuesta por ingleses, franceses, australianos y neozelandeses trataron de tomar el Estrecho de Dardanelos desembarcando en Galípoli. Tomar esa zona era clave ya no sólo por asegurar el flujo de petróleo desde Oriente, sino porque además podrían abastecer a Rusia que apenas tenía armas y de paso rodear a las potencias centrales.

Sin embargo los aliados fracasaron y los otomanos aguantaron. Tras 10 meses de combates, la Batalla de Galípoli acabó en enero de 1916 con 250.000 bajas en cada bando y un fracaso que costaría carísimo a los aliados.

Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial mapa territorios
Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial

Bombardeos aéreos y gases tóxicos

En Europa la cosa estaba estancada y los alemanes decidieron llevar la guerra un paso más allá. Para empezar comenzaron a bombardear desde zepelines ciudades inglesas llevando a cabo los primeros bombardeos aéreos de la historia contra población civil. También los alemanes se pusieron a hundir barcos en el Atlántico con sus submarinos sin importar si eran barcos civiles o militares. Pero sin duda donde más duro golpearán los alemanes será con su arsenal químico. Y es que si amigos de Memorias de Pez, los alemanes comenzaron a utilizar gases tóxicos a gran escala que causaban unas muertes horribles a los soldados enemigos que eran expuestos al gas. Los gases fueron muy efectivos pero en seguida los aliados comenzaron a suministrar máscaras antigás a gran escala

La Batalla de Jutlandia.

Otra estrategia de las Potencias Centrales para desenquistar la guerra fue el aliarse con Bulgaria para invadir Serbia, operación terminada con éxito. Nos encontramos a finales de mayo de 1916 y algo muy gordo iba a pasar. En el Mar del Norte las marinas de Reino Unido y Alemania iban a librar la mayor batalla naval de la guerra, la Batalla de Jutlandia. Nada más y nada menos que 250 barcos con 44 acorazados en lucha. Los alemanes causaron más bajas pero los británicos fueron los que consiguieron sus objetivos estratégicos. Así que podemos decir que hubo un empate.

batalla de jutlandia primera guerra mundial
Imagen de la Batalla de Jutlandia, la mayor batalla naval de la Primera Guerra Mundial

La Batalla del Somme y la Batalla de Verdún

Pero esto no es nada comparado con lo que estaba pasando en el frente occidental. En febrero de 1916,  los alemanes atacaron la ciudad francesa de Verdún. Los franceses defendieron la ciudad con cientos de miles de hombres hasta que la Batalla de Verdún se convirtió en un verdadero infierno en el que la picadora de carne humana se puso a toda máquina. Para aliviar la presión alemana sobre Verdún los aliados iniciaron una ofensiva sobre el Río Somme en julio de 1916. Sólo el primer día de batalla, los británicos cosecharon 60.000 bajas. Entre el Somme y Verdún las bajas totales se acercaron a los 2 millones, siendo las mayores batallas de la historia hasta la fecha. Si bien Verdún fue super importante, el Somme acabó siéndolo más. De hecho en la Batalla del Somme los británicos introdujeron una nueva arma que revolucionará para siempre los campos de batalla. El carro de combate, que para evitar su descubrimiento por la inteligencia alemana, se camuflaban como tanques de agua. Por ello, hoy en día a los carros de combate se les conoce como tanques. Sin embargo aquellos tanques eran bastante precarios, apenas alcanzaban los 3,2 k/h y eran tan peligrosos para el que estaba enfrente como para el que los tripulaba. Pero bueno cumplieron sus objetivos de cubrir a la infantería, destrozar alambradas y causar un gran impacto psicológico en la tropa germana.

Rumanía en la Primera Guerra Mundial

En el frente oriental las cosas iban  mejor para Alemania que avanzaron bastante llegando incluso a territorio ruso. En Agosto de 1916 Rumanía entró en la guerra del lado de los aliados conquistando Transilvania, pero la rápida respuesta de las potencias centrales incluido Bulgaria hizo que los rumanos se la comiesen doblada y no sólo se tuvieron que retirar sino que perdieron una parte importante de su país. 

Grecia en la Primera Guerra Mundial

Los aliados decidieron que la mejor estrategia para ganar la guerra era abrir nuevos frentes en la guerra y colapsar las defensas de las potencias centrales. Y abrir un frente en Grecia era un gran primer paso. Los griegos tenían montado un pifostio increíble en su país. El rey y sus partidarios querían entrar en la guerra del lado de las Potencias Centrales y el primer ministro y sus secuaces querían entrar con los aliados. Finalmente el rey abdicó, Grecia entró en la guerra y tropas aliadas pudieron desembarcar en Grecia y abrir un nuevo frente.

El Imperio Ruso también reactivó su frente del Cáucaso contra el Imperio Otomano. Los británicos por su parte también abrieron un frente en Mesopotamia, en lo que hoy es el sur de Irak y así de paso defendía los yacimientos de petróleo de la zona. En este frente destacará el famoso Lawrence de Arabia que encabezó a las tropas británicas y árabes contra el Imperio Otomano.

La Revolución Rusa: Rusia abandona la Primera Guerra Mundial

Pero estamos en 1917 y la que se va a liar es gordísima. La guerra estaba llevando a los países al límite y la población de todos los países no encontraba más que miseria, hambre y muerte. Los primeros en no aguantar más y revelarse fueron los rusos. Una revolución estalló en Petrogrado que derrocó al zar e instauró un nuevo gobierno. Unos meses después los bolcheviques liderados por Lenin tomaron el poder e instauraron el comunismo. Y claro, imaginaros la que se lió ya que los antiguos partidarios del zar no se quedaron de brazos cruzados e intentaron recuperar el poder. Así que estalló una guerra civil enrte bolcheviques y partidarios del zar. Así que a Rusia no le quedó otra que salirse de la guerra y dar a las Potencias Centrales un montón de territorio ruso firmando el tratado de Brest-Litovsk. Sin la protección rusa, Rumanía también se rindió. ¡Por fin buenas noticias para Alemania! Ahora los alemanes pueden centrarse en el frente occidental y finiquitar la guerra.

mapa de territorios tras el tratado de Brest Litovsk
Territorios cedidos por Rusia tras el Tratado de Brest-Litovsk

Estados Unidos entra en la I Guerra Mundial

Pero no tan rápido. ¿Os acordáis eso de que los submarinos alemanes atacaban barcos de civiles en el Atlántico? Pues alguno era de Estados Unidos, y estos estaban hasta las narices de los alemanes. Los alemanes también estaban hasta las narices de Estados Unidos porque no dejaba de enviar toneladas y toneladas de suministros a los aliados. Todo estallaría cuando los británicos interceptan un mensaje del gobierno alemán al gobierno mexicano ofreciendo mucha pasta y territorios si México atacaba a Estados Unidos. Obviamente los británicos dan este mensaje a los estadounidenses quienes finalmente deciden entrar en la guerra. Así que tenemos cambio en el terreno de juego, se retira Rusia y entra Estados Unidos.

El final de la Primera Guerra Mundial

La Rendición de Alemania

Alemania sabía que su única opción era una última gran ofensiva antes de que llegasen las tropas de Estados Unidos. Y lo intentaron con todo, oleada tras oleada, ataque tras ataque. Esto debilitó mucho a Alemania que, completamente exhausta, poco más pudo hacer cuando llegaron las tropas de Estados Unidos. La derrota era inevitable en todos los frentes y Alemania bastante tenía con defenderse como para encima ayudar a sus aliados. Bulgaria cayó, luego cayó el Imperio Otomano, tras ellos el Imperio Austro-Húngaro y finalmente el 11 de Noviembre de 1918, Alemania se rindió. La Guerra había dejado 17 millones de muertos, la mayor guerra de la historia hasta la fecha, y una Europa destruida y pobre que será pasto de la Gripe Española durante los próximos años. Una gripe que dejará 50 millones de muertos más.

Mapa de Europa tras el Tratado de Versalles
Mapa de Europa tras el Tratado de Versalles

El Tratado de Versalles

Los aliados obligaron a Alemania a firmar el Tratado de Versalles. Un tratado que humillaba a Alemania y que será la principal causa de la Segunda Guerra Mundial de la que os hablo en el vídeo que os dejo en la descripción. Os lo cuento por encima y con esto acabo. El Tratado de Versalles estipulaba lo siguiente:

  • El pago de grandes reparaciones de guerra por valor de 642.000 millones de dólares de 2020. Un pago que Alemania terminó de pagar en 2012.
  • Cesiones territoriales, entre la que destacan Alsacia y Lorena y el corredor de Danzig que dividía el territorio alemán en dos.
  • Desarmarse y limitar sus fuerzas armadas
  • Asumir ser los únicos responsables de la guerra.

Así que bueno estaba claro que con estas condiciones las cosas no tardarían en estallar de nuevo como así ocurrió.